Subrogación: esperanza para parejas con infertilidad en Estados Unidos

La incapacidad para concebir es una realidad que enfrentan numerosas parejas a nivel global. Esta situación suele acarrear sentimientos de frustración y tristeza, sobre todo para aquellos que anhelan con fervor la posibilidad de ser padres. A pesar de los avances y modernas técnicas de reproducción asistida, su efectividad no siempre está garantizada.

Además, muchas veces las alternativas suelen estar restringidas por las legislaciones de cada país, lo que lleva a muchas personas a abandonar su sueño de forma prematura, sin llegar a explorar otras opciones.

Afortunadamente, la gestación subrogada es un método cada vez más popular en Estados Unidos y ampliamente aceptado en la sociedad. Es cada día más frecuente que agencias de subrogación como Family Aims ayuden a las parejas a conectar con las mejores clínicas y los mejores expertos, para poder embarcarse en este maravilloso viaje hacia la paternidad o maternidad.

¿De qué trata la gestación subrogada?

Para las parejas que sueñan con tener hijos pero se enfrentan a la difícil situación de la infertilidad u otras complicaciones, la gestación subrogada se presenta como un rayo de esperanza que ilumina su camino hacia la familia.

Existen múltiples métodos para llevar a cabo este proceso, pero, en su esencia, implica que una mujer, de forma totalmente desinteresada, se ofrece como gestante para asistir a una pareja de futuros padres que no pueden concebir por sí mismos.

Razones para acudir a la subrogación

Hay múltiples motivos por los cuales una pareja en Estados Unidos podría contemplar la gestación subrogada como una opción para construir una familia. La causa fundamental suele ser la incapacidad de concebir de manera natural debido a problemas de fertilidad en uno o ambos padres.

Entre los casos más comunes se encuentran: mujeres con problemas de fertilidad debido a haber sufrido enfermedades como endometriosis, Síndrome de Ovario Poliquístico, obstrucciones en las trompas de Falopio o anomalías uterinas. También hay casos de mujeres sin útero por causas congénitas o por cirugías y casos en los que quedar embarazada representaría un peligro para la salud de la madre (y a veces también la del bebé).

Otra de las razones más frecuentes son las parejas de sexo masculino que no pueden gestar un bebé de forma natural.

¿Cómo puede la subrogación ayudar a las parejas infértiles?

Mediante la gestación subrogada, las parejas con problemas de fertilidad pueden lograr su anhelado sueño de ser padres biológicos, incluso cuando la concepción natural no es posible. En este proceso, la mujer gestante lleva adelante el embarazo, permitiendo que los futuros padres vean realizado su deseo de tener un hijo en común.

La gestación subrogada brinda múltiples ventajas a las parejas con dificultades para concebir, tales como:

  • Crear una familia biológica: este es el anhelo de muchas parejas, y la subrogación se presenta como la única posibilidad para que algunas logren tener hijos biológicos.
  • Elimina los peligros del embarazo: elimina los riesgos de salud que puede suponer un embarazo para las mujeres con ciertas condiciones médicas.
  • Crea un fuerte vínculo familiar: la subrogación no imposibilita la creación de un fuerte vínculo entre los padres y el recién nacido, ya que existe contacto frecuente con la mujer gestante y tienen la posibilidad de participar de los controles que se le realizan a ella.

¿Cuál es el momento ideal para subrogar?

El momento perfecto llega cuando las parejas anhelan fervientemente formar una familia pero se ven imposibilitadas de lograrlo por sus propios medios.

La gestación subrogada puede abrir las puertas a la paternidad para parejas infértiles. Para hacerla realidad es fundamental contar con asesoría especializada que permita tomar decisiones con tranquilidad.

Antes de embarcarte en esta aventura, es esencial reflexionar detenidamente sobre los siguientes aspectos:

  • Aspectos legales: un contrato legal es indispensable para definir claramente los derechos y responsabilidades de todas las partes involucradas. Aquí se especifican todos los trámites para la filiación del neonato, así como todos los permisos requeridos que protejan tanto a los padres como a la mujer gestante.
  • Aspectos emocionales: la subrogación implica una carga emocional significativa para todas las partes involucradas. Es fundamental contar con el apoyo psicológico necesario durante todo el proceso para afrontar las complejidades anímicas que puedan surgir.
  • Consideraciones económicas: la gestación subrogada puede implicar un desembolso significativo que abarca honorarios médicos y legales, así como gastos asociados al embarazo y parto. Es vital establecer un presupuesto realista y evaluar todas las implicaciones financieras antes de comenzar.

Una buena opción para familias de Estados Unidos

Family Aims es una agencia comprometida con el acompañamiento a cada pareja del mundo que acuda por su ayuda.

Durante todo el proceso de gestación subrogada les brinda la asesoría necesaria para que su sueño de formar una familia se haga realidad. Además, conectan a los futuros padres con los mejores especialistas en departamentos legales, psicológicos y de salud.

¿Conoces a alguien que está considerando la subrogación o sufre problemas de fertilidad y desea formar su familia? Visita el sitio web de Family Aims para descubrir todo lo que tienen para ofrecer y despejar cualquiera de tus dudas.